Símbolos

Led Zeppelin

La simbología es una materia preciosa, maximé cuando aún para escribir esto, estoy usando símbolos.

La simbología es total en el entretejido complejo de la sociedad humana, independiente de la época en la que este habitaba: Las palabras mismas son un símbolo sonoro de las ideas humanas. Con el tiempo, estas palabras pudieron plasmarse en letras; con lo que llegaron a simbolizas no ya la ideas, si no, al sonido. Y, más aún, esto no se ha quedado en ello, pues la reunión de las palabras en un determinado orden, puede crear una belleza extraordinaria y llamarse poesía (O literatura, en un sentido más amplio).  La poesía no simboliza ya al sonido, si no que, se sintetiza en el y va directo a la idea.

Claro, esto crea el efecto “teléfono malogrado”. La comunicación misma se torda ineficiente porque debe pasar antes por lo irremediables filtros de la vocalización y la escritura y luego a la síntesis, para por fin llegar a la idea. La llegada no siempre es perfecta, ni la esperada, ni la deseada; pero esta carencia, también es su mayor cualidad. Los símbolos han de ser interpretados y la interpretación depende de la dosis de la individualidad del receptor.

Es esta la razón por la que una cálida mirada acompañada de un saludo puede ser recibida de muchas maneras por muchas personas. Hay quien pesará, qué falsa mirada, qué hipocresía. Otra persona quizás se sienta reconfortada y afortunada de recibir un regalo tan grato porque no hace mucho ha pasado un rato desagradable. A una tercera persona quizás, el saludo, le sea indiferente porque siempre ha estado con la alegre persona y está acostumbrada. A una cuarta persona quizás le pareces repelente tanta alegría. En fin… todo depende y ahí está la gracia.

Silueta-De-Mujer_bigSu filtro es, además, necesario, dado que hay ciertas ocasiones en las que decir justamente lo que estabas pensado puede que no sea lo ideal. No somos seres racionales por decir lo que pensamos, si no, por pensar lo que decimos. Sólo por poner un ejemplo, supongamos que te cruzas con tu novia vestida con un escote realmente devastador y que a tu novia no le gustan las expresiones frías (O que, al menos, quiera aparentar eso). Podrías decirle: ¡Qué hermosos pechos!; o, elaborando un poco, ¡Qué hermoso contemplar la belleza que emana de tus curvas!; o, elaborando aún más, ¡De lo profundo en el espacio, de donde brota tu imagen, de donde brotan las curvas, y donde se crean la redondez y su implicancia de vitalidad instintiva: Qué bello es contemplarte y contemplar la armonía siempre provocadora de tus partes!; o, siendo más enigmáticos, ¡Hoy, hay algo en ti que perturba las ondas de la percepción de los seres que te rondan!. Las posibilidades se multiplican y enriquecen, sólo limitadas por la imaginación y las capasidades del que se expresa. Hasta el silencio y unas miradas pueden ser suficientes. Eso sin contar los diferentes escenarios. Quizás, si tuvieras a algún amigo de confianza al lado te diría: ¡Qué buenas tetas! (Y tú te sentirías orgulloso y pensarías egjjem, mi novia). Y al final, si sólo remitiéramos el momento a lo que tu mente esté pensando, quizás sólo encontraríamos algo así como: Hoy te follo hasta morir y hacerte resucitar y volverte a matar a punta de pinga.

La idea se puede extender a muchas situaciones menos picarescas como una entrevista laboral, un cruce de palabras con alguien que es totalmente irracional; o, siendo más sombríos, a un secuestro, a una situación de peligro en el que responder una pregunta con la idea que tienes en mente sea realmente peligroso.

Claro, esto ya rosa el concepto de la verdad y la mentira. No es un error, lo cierto es que nada está completamente aislado de nada, así que, en cierto grado, todo tiene mucho que ver con todo (O, al menos, un poco).

Volvamos de lleno al tema. La simbología, además, está presente en otros actos de la vida humana. Como son las religiones, las expresiones artísticas, la codificación de datos, etc.

No por nada, se escuchan términos como “Símbolo de la lucha del trabajador contra sus opresores”, “Símbolo de la tradición cristiana”, “Símbolo de la moral y buenas costumbres de nuestra comunidad”. O términos más artísticos “Simbolismo”, ideas como la abstracción en los lienzos, las hermosas máscaras del teatro asiático. O símbolos de comunicación, como los símbolos que han usado las personas a lo largo de su historia para escribir, como lo jeroglíficos; o, un poco más modernos, la simbología de los emóticons =). En fin, toda clase de símbolos.

220px-L-Kreuz

De todos estos símbolos, los que me parecen desafortunados y, además, una reverenda estupidez, son las simbologías de las creencias de los grupos sociales. En estos se asocian tanto formas, como números, como distribuciones astrológicas, como formas de realizar determinado acto, como ideas mismas (Un absurdo autorreferente), etc. a determinadas creencias. Y me parece malo, no porque sea malo simbolizar, si no porque a la gente se le olvida que son sólo símbolos y que sin la ideas que va detrás de ellos, carecen de sentido. No por nada está la expresión “En esta piedra construiré mi templo” y la gente ya cree que la piedra es sagrada. La, a veces (Por no decir, general), falta de raciocinio humano no entendió que la expresión se refería a que la idea del templo no va ligada a una idea de materia si no a un estado en el que la persona puede hacer de cualquier lugar (Material o no), un templo. Pero la gente es imbécil, y su mente trabaja distinto. Como no conciben un mundo sin materia (Pese a que se dicen espiritualistas), han llegado a la conclusión de que ya que esa roca la eligieron, esta se convierte en sagrada y ya está. Y aunque la roca desaparezca, el lugar seguirá siendo sagrado.  Esto, sólo hablando de la religión. La idea se extiende hasta las creencia más variopintas como las brujas, los gatos negros, los espejos rotos, los duendes, etc. Símbolos que surgen y que dictan una cosa y cambian y dictan otra y al final, ningún creyente sabe muy bien por qué hace algo, pero lo hace y lo peor y más lamentable de todo esto es que no se lo cuestiona.

Para terminar, la única valoración posible que yo le doy a este último tipo de simbología es su carácter de belleza, de arte y punto.

Anuncios

¿Qué piensas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s