Delirios de frío (relato de vida)

MASHRA 004-1

Este día mi trabajo será bastante arduo. Por la mañana tendré que recibir nuevo personal para la empresa, por la tarde tendré que crear un sistema de control del trabajador y en la noche tendré que pasar todos los datos que me lleguen al sistema que haga en la tarde.

Fuera de mi oficina (que tiene dos camas a los costados y un escritorio en medio), está lloviendo. Mejor dicho, esta nevando y hace un frío espectacularmente envolvente.

Es apasionante ese frío. Es apasionante sentir como los músculos de todo tu cuerpo se llegan a tensar hasta estallar en un tiriteo que no parece acabar nunca. Por más fuerza que hagas, por mas que no quieras sentir nada a tu alrededor; para un ser humano simple y común, es imposible escaparse de este frío. Muchos huyen a trabajar con el mayor ahínco posible para mantener el cuerpo en movimiento y así poder calentarse un poco. Otros están como petrificados; estos no tienen solución, están demasiado fríos como para poder moverse y demasiado calientes como para querer dejar su pose de cuerpo acurrucado. Otros simplemente soplan sus manos con su aliento pútrido pero caliente y siguen con lo que están haciendo. Para mi el problema no es tan complicado. Mi oficina tiene calefacción y esta mucho mas caliente que todo lo demás, pero de ves en cuando escapo de ella para internarme en el frío como un lobo atraído a una presa. ¿Cómo explicarlo? ¿Cómo decir qué se siente? Pues no sé. Quizás yo sienta algo que los demás no sienten o quizás es el frío quien viene a mi y siente conmigo lo que con los demás no puede sentir.

En realidad a mi me gusta estar en la calidez de mi oficina. Acá el ambiente es bastante agradable de no ser por el espacio tan reducido. Salgo al frío con mucho temor, con el cuerpo molestosamente tiritante; pero ya en él, son como masajes que hacen estremecer mi cuerpo cada cierto tiempo. Como si un remolino eléctrico estallara dentro de mi pecho y cada parte de lo que un momento fue pura energía, fuera a parar a cada extremo de mi cuerpo. A cada parte de mi existencia. En ese momento yo creo el frío. En ese momento yo poseo el frío y lo expulso al exterior, como una daga que penetra y rompe todo el aire todavía frío. Autentica reacción de un alma rebelde, inflexible a cualquier intento de opresión. En ese momento, justo en ese momento cuando mi cuerpo rompe el equilibrio del gigante. En ese momento, que inalcanzable me siento. Sublevación del frío con el frío. Pero que poco dura mi momento de gloria, que poco se siente en el interior de mi alma. Después, sólo volveré a tiritar. Y volveré a concentrar las fuerzas del gigante para volver a atacarlo. Sé que todavía soy una chispa de fuego helado, pero pronto… pronto seré. Pronto el gigante será… mío.

Supongo que alguna vez, alguna persona me dijo que no me debería de rendir nunca, pero sólo llegue a escucharlo cuando remedé el eco casi imperceptible que vagaba en mi mente y lo grité con todas mi fuerzas para poder, a fuerza de la repetición, entender lo que en realidad significa. Cada vez que siento que mi cuerpo se parece diluir en el ambiente hasta convertirse en nada que alguien pueda percibir, atrapo las palabras del viento y las vuelvo a gritar… las vuelvo a entender.

Y hoy no me vencerán, ni este frío, ni esta altura. No me dejaré. ¡No! Vine aquí a construir mi camino y si algo pase mañana no importa. Ahora, en este preciso momento no me importa ya. Haré lo que haga porque tengo la oportunidad de hacerlo. Basta de planes, basta del futuro, basta de la vida. Y qué es la vida. Yo no se… yo sólo estoy aprendiendo a vivirla. Construiré mi camino hasta donde pueda y luego, justo en el momento del fin, por fin sabré qué habría sido de mi vida cuando yo me preguntaba ello mucho tiempo atrás. Sabré que es la vida… no, perdón… sabré qué-es-mi-vi-da.

Alarma – Frío
(Melodía sugerida para leer el relato)

PD: Escrito que data del 09/02/07, cuando nada me podía detener. Ya sé, suena a libro de autoayuda, pero así era yo, no lo puedo cambiar.

PD2: La foto es fue hecha por mi en las mismas fechas.

Anuncios

¿Qué piensas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s